Coaching educativo

Aplicación y desarrollo de técnicas que mejoren el rendimiento académico de los pequeños y que les aporten, una metodología a seguir a la hora de estudiar.

En la actualidad, hay diversos factores comunes que influyen en la dinámica académica diaria de los niños. Así pues, la falta de motivación y/o concentración, el desinterés o las dificultades de aprendizaje, provocan un mal rendimiento escolar, desencadenando en ellos, una baja autoestima, problemas de conducta y fracaso escolar. Por ésta razón, es necesario orientarles hacía la adquisición o cambio de unos hábitos de estudio personalizados.

Mediante un coaching educativo y conjuntamente con padres y tutores del centro escolar del niño, se proporcionará un asesoramiento completo del área formativa con el objetivo de que cada uno de los usuarios partícipes, conozca los factores clave, implicados en la consecución de un excelente rendimiento académico. De ésta manera, desde el primer día, se trabajará en la potenciación de sus habilidades y se les proporcionará motivación constante para que alcancen los propósitos marcados. Practicarán y consolidarán tácticas de estudio en cada sesión de trabajo mediante material didáctico personalizado, de éste modo, adquirirán pautas disciplinarias que les ayudarán a aprender a estudiar, mejorando así, su productividad escolar. En finalizar la última sesión, poseerán una gran variedad de estrategias de aprendizaje que podrán aplicar en su formación.

En todo el proceso terapéutico, se establecerá un control en cuanto a las agendas escolares y notas evaluativas realizadas por los centros de estudio en relación al rendimiento y progreso académico de los niños. En consecuencia, existirá un contacto y coordinación directa con los tutores para la realización eficaz y eficiente de plannings personalizados para cada pequeño en función de sus necesidades y/o rutinas que lleven a cabo en su vida cotidiana. Es una forma de aprender a organizar el tiempo de estudio sin la necesidad de tener que dejar de lado otras actividades, tomando a la vez, conciencia de la importancia de una buena distribución del tiempo.