Vuelta a la rutina

Artículo de Elisa Ortiz

21 septiembre, 2015

Posteado en Los más pequeños

Hola mamás y papás.

La entrada de hoy va dedicada a todos vosotros y en especial a los más pequeños de la casa.

Estamos a punto de finalizar el mes de  Septiembre y con él hemos iniciado una nueva etapa, un nuevo curso escolar, nuevos retos y objetivos por cumplir. Es un mes de cambio, transición y de adaptación a la rutina. De repente, hemos pasado de disfrutar de nuestro tiempo libre sin horarios ni preocupaciones a dias marcados con una lista de tareas a realizar. El estado de ánimo también nos influye.  Hay más nerviosismo, más enfado, y hasta ansiedad. La mayoría de veces proyectamos hacia los pequeños (de forma indirecta) los sentimienos negativos. Nos genera estrés el pensar en la frase “Hay que volver a la rutina”.

Muchos de vosotros, para que esa frase os sonara menos dura y no os generase sentimientos negativos, habéis empezado este proceso de adaptación poco a poco. Es decir, un par de semanas antes, empezar a llevar una pequeña rutina. Varios ejemplos son; empezar a levantarnos antes, seguir un horario de comidas, un horario de salidas, empezar de nuevo a incorporar los hábitos de higiene y colaboración en las tareas de casa y volver a irnos a dormir temprano.

Todos estos hábitos y rutinas que con el período de vacaciones se quedan muchas veces en un segundo plano. Es importante volver a incorporarlos de forma progresiva, ya que todos necesitamos un proceso de adaptación, tanto vosotros como los más pequeños de la casa.

Y, por último, otra cosa a tener en cuenta es intentar ser paciente con el niño y motivarle día a día en el inicio de su curso escolar. Por ejemplo, darle la opción de realizar después del cole alguna actividad que le guste. Durante estos días los niños suelen estar más nerviosos e inquietos y es normal que escuchemos varias veces “No quiero ir más al cole” o “Es muy aburrido”. Necesita porder expresar sus sentimientos. Es importante escuchar con calma sus preocupaciones, motivarlo desde lo positivo y reflexionar de forma conjunta.

Hemos dejado atrás la etapa de las vacaciones, pero empezamos intensamente el inicio de de otra nueva.

Papás y mamás, tenemos que tranmitir a los peques las cosas buenas que tiene el volver a la rutina.